Viejos himnos abstinencia,
nuevos choques de emoción.
Despiadada omnipotencia
que escapa a nuestra comprensión.
No hay mentiras que consuelen,
no hay consuelo de verdad.
Si el tiempo no te sorprende
el miedo lo hará.

Todo duele, todo sangra.
Todo escupe contra tí.
Se rebelan desgarradas
mil caricias de marfil.
Todo cambia, todo arde.
Todo se aleja de mí.
Lúcido cambio de planes,
todo escupe contra tí.

Y el gran chamán está violando
a la bestia de papel.
Seguirá violando
aunque no deje de llover.
Trance, histeria, raciocinio.
¿A dónde quieres llegar?
Poso, pausa, desperdicio;
no nos queda mucho más.

Todo duele, todo sangra.
Todo escupe contra tí.
Se rebelan desgarradas
mil caricias de marfil.
Todo cambia, todo arde.
Todo se aleja de tí.
Lúcido cambio de planes,
todo escupe contra tí.

Todo duele, todo sangra.
Todo escupe contra tí.
Todo cambia, todo arde.
Todo se aleja de mí.

Duración: 2:51
Letra: Vicente Garrido
Música: AntikraciA