Paso las noches sin dudar,
lo pongo todo del revés.
No me preguntes dónde voy,
sabes que yo siempre estoy muy bien.
Y algo se pudre en mi interior,
no soy capaz de estar de pie.
Sigo encerrado en mi rincón.
No lo dudes: estoy muy bien.

Necesito un cigarro,
necesito otro trago,
necesito mil voces
para gritar.

Ya no quiero tener razón,
me importa un huevo no vencer.
No me preguntes dónde voy
si me tienes contra la pared.
A veces me quiero matar
para volver a nacer,
pero sería todo igual
y el tiempo me es infiel.

Duración: 1:31
Letra: Vicente Garrido
Música: AntikraciA