Voy a quemar ese tren
que tantas veces
vimos pasar
sentados en el andén,
pensando sólo
en escapar.
Muchos lograron subir
dispuestos a llegar
al final.
Aprendieron a reír
cuando empezamos
a llorar.

Quemaré
ese tren
que viajaba por vías
de polvo claro.
Arrancaré
de tus venas hinchadas
esos dardos envenenados.

Hoy pasé por la estación,
hacía tiempo
que no era capaz.
Vi tus ojos,
oí mi voz
en la sombra
de cada chaval.

Al final de ese viaje estelar
las cosas no van tan bien.
Al principio es muy fácil comprender
pero para muchos ya da igual.

Duración: 2:34
Letra: Vicente Garrido
Música: AntikraciA