No hay nubes de plata,
cadenas de algodón.
Noches en vela
en palacios de cartón.

Ya van tres semanas
llorando en el metro,
y la vieja guitarra
no encuentra consuelo.
De haber cambiado
todo por nada.
De haberlo perdido
todo a una carta.

No te preocupes,
duerme tranquilo.
Serás indigente
hasta en el paraíso.

Entrada la noche
tendrás visita;
ángeles te bañarán en gasolina,
y antes de irse
una cerilla
será su regalo;
su cruel firma.

Duración: 1:37
Letra: Vicente Garrido
Música: AntikraciA